Enrique Ponce sufre una grave cogida en la Feria de Alicante

Enrique Ponce evoluciona favorablemente, tras la grave cogida que sufrió ayer durante la quinta corrida de la Feria de Hogueras de San Juan en Alicante. El diestro recibió una cornada de entre 20 y 25 centímetros de dos trayectorias en el muslo derecho, una ascendente y otra descendente que afecta a tejido celular subcutáneo, sufre una contusión torácica, la fractura de la clavícula derecha y el desplazamiento y fisura en tres costillas.

El percance ocurrió durante la faena del cuarto toro de la tarde. Ponce brindó al público el toro de la ganadería de Torrestrella y tras catorce años de alternativa dio muestras de maestría, pundonor y entrega. El torero de Chiva bordó una tanda de muletazos con la derecha y excelentes naturales, para deleite de los aficionados. Cuando tenía el triunfo en sus manos, al dar un pase por bajo para prepararlo para entrar a matar, el animal le volteó, le asestó una cornada y le pisoteó mientras el torero se hallaba tendido en la arena protegiéndose la cabeza con las manos. Enrique Ponce se levantó e incluso trató recuperarse en la barrera aunque finalmente, y debido a la gravedad de la cogida, se desplomó. En principio fue atendido en la enfermería de la plaza y posteriormente trasladado de urgencia a la Clínica del Perpetuo Socorro de Alicante.

'Paloma ahora está mejor, una vez que sabe que está fuera de peligro'
Tras el susto, Emilio Ponce, padre del torero, asegura que "la cogida no reviste gravedad", y ha añadido que "en cuestión de un par de días o tres podrá irse a casa a guardar reposo". Nada más enterarse de lo sucedido, su mujer, Paloma Cuevas, se trasladó de inmediato a Alicante para estar al lado de su marido. "Paloma está bien, ahora está mejor, una vez que sabe que está fuera de peligro", señaló el padre del torero. A su vez, Ponce recibió la visita de Javier Conde y José María Manzanares hijo que quisieron interesarse por la salud del diestro.

José María Reyes, médico de la plaza de toros de Alicante, explicó: "Tiene una herida por asta de toro en sedal con dos trayectorias de unos 20 ó 25 centímetros. Una contusión en hombro derecho y una contusión torácica en el tórax derecho también". Según el Dr. Reyes, el tiempo que el matador de toros permanecerá en el hospital dependerá del funcionamiento de los drenajes "cuando no los precise recibirá el alta médica". Por su parte, Juan Ruiz Palomares, uno de los apoderados de Enrique Ponce, señala que no puede calcular la baja de una manera exacta pero que será "alrededor de mes o mes y medio".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más