Telma Ortiz: 'No tengo novio. Estoy soltera y sin compromiso'

Telma Ortiz y Paloma Rocasolano, hermana menor y madre, respectivamente, de la princesa de Asturias, intentan llevar una vida completamente normal tras la boda de doña Letizia con el príncipe Felipe, acontecimiento que les ha hecho pasar del anonimato a ser muy conocidas. Ellas lo llevan muy bien y atienden con amabilidad a los medios de comunicación, respondiendo a todas las preguntas que los periodistas les hacen, incluso en plena calle.

Días atrás, madre e hija salieron por la mañana temprano de su casa con el fin de hacer unas visitas rutinarias a diferentes ambulatorios médicos, ya que la madre de la princesa de Asturias es enfermera, pertenece a un sindicato y, por obligaciones profesionales, tiene que hacerlo a menudo. Telma, que es colaboradora de la Cruz Roja, está de vacaciones actualmente mientras se prepara para sus exámenes finales en la Universidad. Tras las visitas a los centros hospitalarios se fueron de compras a unos grandes almacenes. Después se dirigieron a su domicilio y, mientras la madre de doña Letizia se quedaba en casa, Telma se fue a recoger a su sobrina a su salida del colegio.

A Telma, que causó admiración por su belleza, elegancia y simpatía en la boda del Heredero de la Corona, se le ha adjudicado un supuesto novio entre los amigos del Príncipe, rumores que ella desmiente rotundamente.
-¿Es cierto que está saliendo con Álvaro Fuster?
-No. Le conozco, pero no estoy saliendo con él. Tengo amigos comunes con el príncipe Felipe, pero no mantengo ninguna relación sentimental con ninguno.
-Se había dicho que tenía novio desde hace varios años, ¿es verdad?
-Mp, no tengo novio. Estoy soltera y sin compromiso.
—¿Cómo lleva estos rumores?
—Con paciencia.
—¿Qué opina entonces de los supuestos noviazgos que le han atribuido?
—No sé nada de lo que me decís, no suelo escuchar lo que se dice. No puedo ni siquiera comentar mis cosas personales. —En otro orden de cosas, ¿qué tal su hermana doña Letizia?
—Muy bien, sigue de luna de miel.
—¿Cómo lo están pasando los príncipes de Asturias?
—Los viajes de novios tienen que ser felices, seguro que son felicísimos.
—¿Sabe cuándo regresan?
—No, no lo sé.
—¿Tiene pensado usted ya dónde pasará las vacaciones?
—No.
—¿Se quedará aquí o volverá a Cabo Verde, donde estaba trabajando?
—Me vuelvo a trabajar, pero todavía no sé cuándo ni dónde.
—¿Tiene ganas de ver a su hermana a su regreso de la luna de miel?
—Claro que sí.

Más sobre

Regístrate para comentar