Enrique Ponce y Paloma Cuevas, homenajeados por sus amigos más íntimos

Después de una magnífica faena en la plaza de toros de Las Ventas, Enrique Ponce, máxima figura del toreo, asistió, junto a su bellísima esposa, Paloma Cuevas, a la cena que en su honor organizaron sus grandes amigos José Luis Santos y Cristina Yanes en su domicilio de Madrid. Esta reunión, ya tradicional en los días de la Feria de San Isidro, es un cariñoso homenaje de sus amigos más íntimos al maestro para celebrar sus éxitos y compartir con él una de las veladas más elegantes y divertidas de la temporada. Enrique y Paloma, que forman una pareja muy feliz y enamorada, llegaron al volante del Austin Mini de Paloma, muy elegante con una falda blanca larga, que resaltaba su estilizada figura. También al volante de su propio coche llegó don Jaime de Marichalar, duque de Lugo, gran aficionado al mundo taurino.

Carolina Herrera, hija de la famosa diseñadora venezolana y futura esposa del diestro Miguel Báez, «Litri», llegó acompañada por María García de la Rasilla, princesa de Vidin, esposa del príncipe Konstantin de Bulgaria, quien llegó algo más tarde al domicilio de los Santos-Yanes. Otras elegantes invitadas fueron María Zurita, Isabel Flores y Gema Ruiz Cuadrado, que acudieron juntas a la fiesta. Isabel Flores es hija del ganadero y empresario Samuel Flores y esposa de Adolfo Suárez Illana. Gema Ruiz, ex mujer de Francisco Alvarez Cascos, estaba muy guapa, morena y estilizada con un vestido corto de encaje negro y entró haciendo gala de su habitual simpatía.

Más sobre

Regístrate para comentar