Primeras fotografías de Jaime Nathaniel Iglesias, el hijo del doctor Iglesias y Ronna Keitt

’Me acabé enamorando’
Cuando hace un tiempo le preguntábamos al doctor Iglesias Puga cómo se había iniciado su relación con Ronna Keitt,nos decía:«Cuando la conocí,yo pensaba que Ronna iba a ser para mí una relación esporádica como otras muchas que había tenido.Resultó,sin embargo, que poco a poco me acabé enamorando de ella.Hoy tengo la suerte de decir que,desde que nos conocimos,nuestras vidas han sido como una especie de viaje de novios ». Se conocieron en Madrid el año 1990,y fue una de esas casualidades de la vida.«Yo viajaba desde Peñíscola a Galicia —cuenta el doctor — y decidí pararme un día en Madrid.Recuerdo que estaba con dos policías que me escoltaban, y que aún siguen conmigo,cuando vi pasar,de pronto,a una morenita muy guapa que iba con una amiga, y las invité a las dos a tomar un café. Fue así como empezó todo.Ronna me gustó desde el primer momento que la vi. Son,efectivamente,casualidades de la vida.Hoy ella es la mujer que me hace feliz ».
Nacida en Filadelfia (Estados Unidos),Ronna estudió en el Temple University de la citada ciudad,licenciándose en Filología Hispánica.Poco después viajaba a España, donde estuvo trabajando un tiempo como modelo a la vez que hizo alguna aparición en televisión y rodó varios spots publicitarios.

Una imprescindible presencia
Por otra parte,el doctor nos decía: «La presencia de Ronna en mi vida se ha convertido en algo imprescindible y en algo indispensable.Hasta el punto de que cuando no la tengo a mi lado no me siento a gusto ». Hace aproximadamente un año encontrábamos al doctor Iglesias Puga en Peñíscola,donde tiene, desde hace más de cuarenta años, una casa y a donde suele acudir todos los veranos.En esa ocasión estaba,por supuesto,con Ronna,y al preguntarle por el secreto de la buena marcha de su matrimonio con la joven norteamericana,nos decía:«Está muy claro que no hay más secreto que el cariño y el respeto mutuo.Entre nosotros existe también mucho amor sereno;es decir,sin preguntas ni respuestas, sin prerrogativas y condicionamientos.Dicen quienes nos conocen que nuestro secreto,si es que lo hay,radica en que ambos nos aceptamos tal y como somos ».

Después,a la pregunta sobre qué suele responder cuando,de manera cariñosa,alguien le dice:«A sus años,doctor,con una chica tan joven...»,Julio Iglesias Puga nos respondía:«¿Qué quieren que les diga?En el amor hay,por supuesto, mucho de atracción física,pero muchas veces eso no es suficiente.Se necesita también el cariño diario,la palabra,la intención,el respeto,el sentirse unidos por algo más que por lo físico.Y si todo eso lo encuentras en alguien más joven que tú, pues bien venido sea.En mi caso, sucedió que todo lo que buscaba y necesitaba me lo ha dado Ronna. Y debo decir que estoy encantado, porque sé que he elegido bien ».

Más sobre

Regístrate para comentar