Flavio Briatore fotografiado con dos bellas mujeres, Naomi Cambell y Vanessa Kelly

Flavio Briatore, jefe del equipo Renault de Fórmula 1 al que pertenece el español Fernando Alonso, celebró con gran alegría el triunfo de otro piloto de su escudería, el italiano Jarno Trulli en el Gran Premio de Mónaco que se disputó el pasado 23 de mayo en el circuito de Montecarlo, el más legendario del Mundial automovilístico -por ser un circuito urbano es el más estrecho y sinuoso-.

Cabe decir que Fernando Alonso no pudo finalizar la carrera ya que cuando se encontraba en segunda posición sufrió un accidente a la salida del túnel en el que se vio implicado Ralf Schumacher, culpable según el piloto asturiano de lo sucedido. Tampoco el seis veces campeón del mundo y líder de la general, Michael Schumacher, pudo encadenar la que podría haber sido su sexta victoria consecutiva de esta temporada, ya que a su Ferrari se le rompió el eje de la rueda delantera en el mismo lugar en el que minutos antes se había accidentado Fernando Alonso. Cita de la temporada en Montecarlo, la carrera estuvo presidida por la Familia Real Monegasca; en concreto estuvieron el príncipe Raniero, y recién llegados de Madrid, el príncipe Alberto, la princesa Carolina y su esposo, el príncipe Ernst de Hannover, cuya ausencia en la ceremonia religiosa de la boda de los príncipes de Asturias ha sido muy comentada. Por otra parte, no faltó a la cita con el automovilismo Naomi Campbell que, según informamos en otras páginas de este número, un día antes celebró su cumpleaños con una gran fiesta en Saint Tropez a la que asistió Flavio Briatore, su antiguo amor. La modelo británica y su ex novio mantienen una excelente relación, tanto es así que en los últimos tiempos se había apuntado a una posible reconciliación entre ellos. Sin embargo, se ha visto estos días acompañado al magnate italiano -fueron fotografiados en Toscana y acudieron juntos a la fiesta de Naomi Campbell- una bella modelo australiana llamada Vanessa Kelly.

La joven, de veinticinco años, nació en Sydney aunque siendo una niña se trasladó con su familia al interior del país. Su rostro es muy popular en Italia a raíz de su participación en la serie "Ciao Darwin" y más recientemente en otra al estilo de "Médico de familia". "Cuando cumplí veintiún años mi madre me regaló un billete para dar la vuelta al mundo porque uno de sus sueños era viajar, pero ella siempre se quedó en Australia. Yo me fui a Estados Unidos, luego viajé a Alemania y allí me propusieron ser modelo, lo que me permitió seguir viajando. Luego llegué a Italia y después de pocos meses me hicieron la primera oferta para trabajar en televisión", confiesa Vanessa, cuyo espectacular físico (mide 1,82 metros y tiene unas medidas de 90-62-92) no pasa desapercibido: "Hasta ahora he sido muy afortunada porque he podido comer todo lo que se me antojaba", afirmaba la modelo hace un tiempo, "pero he empezado a ir al gimnasio porque con el paso de los años el metabolismo puede cambiar".

Más sobre

Regístrate para comentar