Las aspirantes a Miss Universo desfilan con el traje típico de su país

La fantasía, el colorido y sobre todo la creatividad fueron las notas predominantes en la elección del mejor traje típico, de entre los que mostraron las 80 candidatas a Miss Universo en el Teatro Nacional de la Casa de Cultura de Quito. Miss Panamá, Jessica Rodríguez, se convirtió en ‘la reina de la fantasía’ con un traje de dos piezas, que tenía detalles en oro de 24 quilates, adornado con un tocado de plumas. ‘Riqueza Sinaolense’, un conjunto de dos piezas de color dorado, que representaba una mazorca de maiz, fue el segundo clasificado. Una orgullosa Miss México, Rosalva Luna, completaba su atuendo con un estandarte en forma de sol azteca y una vasija y red de pesa, que, según su autor, simbolizaba la riqueza pesquera del país centroamericano.

Un colibrí sobre el escenario
Y como en todo podium no podía faltar el tercer puesto que en esta ocasión fue para la representante de Trinidad y Tobago, Danielle Jones, que lució un vistoso traje en verdes y azules que representaba un colibrí, el ave típica de su país. Metiéndose en su papel, la Miss no dudó en saltar sobre el escenario para imitar el vuelo del pequeño animal. Miss España, María Jesús Ruiz, lució en esta ocasión un vestido de flamenca, diseñado por Pilar Vera, confeccionado en satén negro con lunares fucsias, volantes de capa y pequeña cola, combinado con satén fucsia, escote en V y manga larga. Los encargados de la difícil tarea de elegir el traje más espectacular fueron los diseñadores ecuatorianos Milú Espinoza, Cayetano Uribe y Mónica Moreno; el presidente de la Casa de Cultura ecuatoriana, Raúl Pérez Torres, la escritora Alicia Yánez y el pintor Osvaldo Viteri. Completaban este jurado el actor venezolano Jaime Araque, Miss Universo 2002, Justine Pasek, la periodista libanesa, Viviana Edde, y las ex reinas de belleza ecuatorianas Andrea Jácome y Soraya Ogonaga.

’Fantasías’ que reflejan una cultura
La elección del traje típico es uno de los actos más vistosos de la elección de Miss Universo y en el que las candidatas lucen los diseños más espectaculares. Cada una de ellas desfila con una creación que recoge la esencia de su cultura y las raíces del país al que representan. Este evento es un modo de apoyar además el talento de los diseñadores nacionales que inspiran sus ‘fantasías’ en la fauna, flora y las materias primas de su tierra e incluso en sus fiestas y tradiciones.
Cuando queda poco menos de una semana para la elección de la mujer más guapa del universo, que será el 1 de junio, las candidatas están inmersas en una agenda repleta de actos y desfiles. Tras la elección del traje típico, asistirán a una cena benéfica en favor de la Fundación Pro niño y el ayer desfilaron en traje de baño y de noche. En este desfile el jurado eligió a las 15 finalistas de las que saldrá la ganadora, aunque ninguna de las candidatas conocerá su suerte hasta el mismo día 1 de junio en la gala final.

missuniverso2004

Más sobre: