Dalma, hija mayor de Maradona: 'Se puede decir que mi padre está mejor'

Desde que el pasado domingo (hace ya más de una semana) Diego Armando Maradona fuera ingresado en la clínica Suizo Argentina de Buenos Aires sólo tres personas pueden acercarse a él en la unidad de cuidados intensivos donde permanece ingresado. Sus dos hijas, Dalma y Giannina, y Claudia, madre de éstas y que desde hace tres años está separada del que fuera astro del fútbol mundial.

Maradona, de 43 años, permanece en "pronóstico reservado" y aunque el sábado le retiraron la respiración asistida, horas después los médicos que le atienden decidieron recurrir de nuevo a ella no, según han informado, porque su estado haya empeorado sino porque los sedantes disminuyen su capacidad torácica.

Ayer noche, su hija mayor, Dalma, hablaba por primera vez sobre la situación en la que se encuentra su padre. La joven, de 17 años, entre lágrimas, explicó: "Estoy aliviada y contenta a la vez porque si bien el proceso es lento se puede decir que está mejor". A Maradona la crisis le sobrevino recién llegado de Cuba donde vive desde hace tres años. Dalma asegura que no esperaba esta recaída de su padre: "Me sorprendí porque papá estaba muy bien, muy bien". "Ahora -continuó- está dormido no te escucha" mientras tanto cientos de seguidores continúan frente al hospital en el que está ingresado el ex futbolista mostrando mensajes de ánimo, banderas nacionales y fotografías de los mejores días de Maradona.

Más sobre

Regístrate para comentar