Diego Armando Maradona, el Pibe de oro, permanece desde ayer ingresado en la clínica Hispano suiza de Buenos Aires. El que fuera astro del fútbol está sedado permanentemente y precisa de respiración asistida, según ha informado su médico personal, Alfredo Cahe.

El estado de Maradona que tiene 43 años, ha sido calificado de grave aunque no presenta "una gravedad extrema, y el pronóstico es reservado". Varios medios argentinos publicaban que Maradona se debatía entre la vida y la muerte si bien desde el centro médico sólo se ha dicho que hasta dentro de las próximas 24 horas no se tendrá claro el estado del ídolo.

En el momento de su ingreso, Maradona presentaba "una crisis hipertensiva en un cuadro basal de miocardiopatía dilatada y posterior hipotensión arterial que necesitó medicación de apoyo hemodinámico". Los problemas del argentino con las sustancias estupefacientes han requerido su internamiento en distintas ocasiones y ha provocado que algunos rumores aseguraban que había sido este el problema. No obstante, Cahe adelantó: "No fue un shock de abstinencia porque la adicción fue controlada por el mismo Diego en Cuba". Desde el año 2000, Maradona reside en Cuba donde se ha sometido a un tratamiento de desintoxicación. Hace tres semanas que regresó a su país.

Más sobre

Regístrate para comentar