Juan Carlos Ferrero vence a su enfermedad y a su oponente

<b>Juan Carlo Ferrero</b> una vez superada un inoportuna varicela volverá a luchar por el número 1 del tenis mundial 
Poco tardó Juan Carlos Ferrero en despejar las pocas dudas que había. Después de superar una varicela que le ha mantenido fuera de las pistas, el tenista español volvía a la Copa Davis. Un torneo que le consagró a la cima, pero que en las últimas citas sólo le había aportado sinsabores, como la final perdida el año pasado frente a Australia. En frente, el equipo de Holanda, con una táctica dispuesta a minar la moral de Ferrero emparejándolo contra Sluiter, jugador que le había derrotado en su anterior enfrentamiento. Pero el jugador de Onteniente demostró una vez más que es uno de los mejores tenistas del mundo, logrando la victoria por 6-2, 6-2 y 6-4.

Su Majestad el Rey quiso aprovechar su presencia en Palma de Mallorca, para tener la oportunidad de mostrar su apoyo, una vez más, al equipo español. Juan Carlos I disfrutó de la salida por la puerta grande de los tenistas españoles en la plaza de toros de Mallorca, que, por unos días, cambió la arena del albero por la tierra batida. En el enfrentamiento que abría la eliminatoria Carlos Moyá había derrotado a Martin Verkerk, partido que contó con la asistencia y los ánimos constantes de la infanta Cristina.

Ferrero, una vez superada su enfermedad, vuelve a sonreír, vuelve a ganar, vuelve a dedicar una victoria a su madre, apuntando con su dedo índice al cielo. En esta ocasión al cielo mallorquín.

Más sobre: