Mar Flores, hoy: 'Poco a poco soy más madura,más tranquila, mucho más feliz'

Mar no cree en eso de que la duplicidad de personalidades,por lo menos en su caso,y reivindica para ella el feliz momento que vive actualmente en compañía de sus hijos:Carlos y Mauro,y de su marido,Javier Merino,el «culpable »,entre otras cosas,del tranquilo y equilibrado momento que vive.Así,Mar Flores lo revela en su entrevista.Es cuidadosa con lo que dice. No se deja llevar por un impulso.Mide mucho las palabras.Habla pausadamente.Parece como si se escuchara.Hoy luce el buen tiempo en su vida mientras prepara su vuelta al cine y continúa con su trabajo en su productora de televisión,ahora detrás de las cámaras.Lo dice y lo cuenta mientras posa por primera vez en su casa con su hijo Mauro,que ya ha cumplido cinco meses.

’Me he volcado en mi familia’
—Digo,Mar,que pareces haberte retirado a los cuarteles de invierno.
—Sí,es verdad que me he volcado en mi familia,algo,por otra parte,que me proporciona muchísimas satisfacciones.Estoy encantada. Pero eso no quiere decir que me retire de la vida profesional,que,por otra parte,es muy importante para mi desarrollo personal.
—Esto último parece fundamental para ti.
—Lo es.
—Algún motivo tendrás.
—Sí,realizarme profesionalmente me hace sentirme mejor conmigo misma.Además,creo que por el hecho de casarse no tiene uno que abandonar su profesión.
—También la vida enseña,Mar.
—Como la vida te lleva y te trae por donde quie- re,lo inteligente es dirigir tu propia vida y no dejarte llevar por ella.Lo realmente gratificante es que con el paso del tiempo y la experiencia uno pueda tomar las riendas de su vida,y como te decía,dirigirla por donde quiera.

’No necesariamente hay que sufrir para salir adelante’
—¿Y cómo es Mar ahora?
—Pues...,poco a poco,más madura,más tranquila,más decidida y mucho más feliz.
—Da un porcentaje de «culpabilidad » a Javier en todo ello.
—No sé poner porcentajes,pero encontrar una persona con la que,además de estar enamorada de ella,estás a gusto y puedes compartir las cosas,es muy difícil.Y el hecho de tenerlo me hace sentirme extremadamente afortunada.
—Tú,afortunada,y tu marido,comprensivo.
—¿Por qué dices eso?El es comprensivo,pero tremendamente exigente:la persona que más me ha exigido en la vida,más que mis padres.El hecho de que yo sea una persona famosa o conocida no le gusta a Javier,porque él es un hombre muy discreto en ese sentido.Siempre lo ha sido.

Más sobre

Regístrate para comentar