La joven heredera Athina Onassis demanda a los antiguos gestores de su fortuna

La millonaria fortuna de Athina Onassis vuelve a provocar problemas legales, ya que la joven acaba de demandar a la compañía que gestionaba sus bienes porque, según ella, le hacían pagar prestaciones incorrectas. Un responsable del tribunal del distrito de Maloja, en el cantón suizo de los Grisones, ha confirmado que la demanda, que reclama indemnizaciones millonarias, ha sido ya admitida a trámite.
La gestión de la fortuna de la heredera fue asignada a la compañía suiza KPMG, tras un largo proceso. Dicha empresa sólo recibió poderes administrativos hasta que la joven cumpliera los 18 años, lo que ocurrió el año pasado. De este modo su patrimonio quedó bajo el control de la Fundación Onassis hasta que Athina cumpla 21 años, aunque esta decisión tampoco ha gustado a la familia de la heredera que interpuso otra demanda contra la fundación. Con este son ya dos los procesos abiertos en relación a este multimillonario patrimonio, que dentro de pocos años quedará bajo el control de su legítima dueña.

Una fortuna millonaria
El objeto de conflicto no es poco serio: los cerca de 3.000 millones de dólares que reunió su abuelo, el constructor griego Aristóteles Onassis, están repartidos en varios depósitos en diversos bancos del mundo, acciones, empresas, grandes cantidades de oro, obras de arte y otras propiedades. La isla de Escorpio en el mar Jónico, donde está enterrado su abuelo, terrenos en Grecia y Suiza, donde reside en una lujosa mansión en Lucy-sur-Morges, en el cantón de Vaud, son algunas de sus posesiones.

La joven más rica del mundo, que sale actualmente con el jinete brasileño Álvaro Alfonso de Miranda, más conocido como ‘Doda’, conseguirá el control total de su fortuna cuando cumpla los 21 años. Una fecha no demasiado lejana que parece esperar con impaciencia a la luz del descontento que manifiesta hacia sus gestores.

Más sobre

Regístrate para comentar