Miss España 2004 responde a la polémica creada por sus compañeras

Las tensiones vividas durante la celebración del concurso Miss España 2004 se han destapado estos días tras las declaraciones de varias de las participantes en este certamen de belleza que aseguran que ha habido favoritismos y que se prestaba más atención a las que ellas dicen que desde el principio eran las favoritas.

Miss Badajoz, Vanesa Sala, llegó a decir que había "tongo" y que se habían pagado 18 millones por el título. El presidente del jurado, Javier de Montini, negó estás afirmaciones, declaró que en las votaciones se habían realizado con total transparencia y siempre supervisado por notario. La bailarina María Giménez, que también formó parte del jurado de elección, comentó: "Para mí ha sido completamente limpio ni siquiera hemos hablado entre nosotros" y la actriz venezolana María Conchita Alonso negó, a través de su representante, haber afirmado "Voté lo que me dijeron" como se había publicado en ciertos medios. Sandra García Sanjuán, representante de esta actriz, aseguró que tal afirmación nunca había sido hecha por la artista venezolana y añadió: "Desde el principio le encantaba la que ganó dijo que era la más preparada y que en los certámenes internacionales daba más juego porque habla idiomas".

Tensión entre las candidatas Por su parte, Enrique Aznar, director general de la organización de Miss España aseguró: "A las Misses que están difamando y calumniando las vamos a demandar y serán los juzgados quienes se encarguen de que las difamaciones y esta serie de incongruencias no se pasen".

La tirantez entre las candidatas quedó patente el día de la elección de Miss España 2004. Cada vez que Maite Medina, Miss Barcelona, pisaba el escenario un grupo de familiares de las otras candidatas la abucheaban e increpaban llegado al punto de que a la madre de Miss Toledo la seguridad del recinto le llamó la atención y se le dijo que podía ser expulsada de la gala. Tales eran estos abucheos que Maite (oyendo lo que le estaban diciendo) estuvo toda la gala aguantando las lágrimas, cosa que no siempre conseguía. Desde el principio Maite llamó la atención entre sus compañeras por su belleza y por un comentado parecido con doña Letizia Ortiz lo que le valió salir en la prensa más que el resto de las candidatas.

Más sobre: