Don Jesús, el padre de la futura princesa de Asturias, ha contraído matrimonio civil con Ana Togores

Don Jesús Ortiz y Ana Togores llevaban algún tiempo planeando su boda cuando el anuncio del compromiso oficial de doña Letizia con el príncipe don Felipe hizo saltar por los aires toda posibilidad de celebrar los esponsales a finales del 2003, tal y como parece ser, tenían previsto inicialmente. Trascurridos estos cinco meses, sin embargo, el padre de la futura Princesa de Asturias y su prometida podrían haber dado el gran paso celebrando su boda en secreto y en la más estricta intimidad. Una ceremonia sobre la que no existe hasta el momento confirmación, aunque son muchas las fuentes que apuntan en esta dirección.

Así, y aunque ningún miembro de la familia ha querido pronunciarse amparándose en el hecho de que "si los protagonistas no han dicho ni que sí ni que no, es evidente que nadie de todos nosotros va a comentar nada", en el círculo de confianza de don Jesús se ha puesto de manifiesto que éste había dicho en más de una ocasión que se casaría antes que su hija, ya que Ana Togores debía asistir a la ceremonia real, el próximo 22 de mayo, como su esposa y no como su novia.

Discreto y celoso de su vida privada, el padre de la futura Princesa de Asturias, no ha querido responder a ninguna pregunta sobre su estado civil limitándose a decir, en los días posteriores a la boda: "Estamos disfrutando de un momento privado y les agradeceríamos que respetaran nuestra intimidad. No voy a hablar de temas personales, no lo van a conseguir nunca. Las reuniones privadas son privadas".

En secreto y en la más estricta intimidad
Una "reunión" (de confirmarse que en ella tuvo lugar la celebración del matrimonio) que habría tenido lugar el día 18, jueves, en el mismo domicilio en la que reside la pareja en las afueras de Madrid. Esa casa, a la que a lo largo de la tarde, y con absoluta discreción, fueron llegando la familia y los amigos más cercanos. Entre ellos, las dos hijas de don Jesús: doña Letizia (acompañada tan solo por sus escoltas), y Erika, con su esposo, Antonio Vigo, y la pequeña Carla -la única nieta del contrayente-, aunque no la mayor de ellas, Telma, quien continúa residiendo y trabajando en África con la ONG "Médicos sin Fronteras".

Un reducido grupo de personas (asistieron, también, al parecer, sus padres, doña Menchu y don José Luis; y su hermana, Henar Ortiz) que evitaron ser fotografiados y que permanecieron en el interior de la vivienda desde las siete de la tarde hasta las once de la noche, siendo doña Letizia la primera en abandonar el domicilio paterno a eso de las 10h. La misma vivienda de la que el feliz matrimonio saldría al día siguiente rumbo a París donde, al parecer, empezaron el viaje de luna de miel el pasado fin de semana. Un destino muy romántico del que la pareja sacó provecho paseando, de la mano, por los Campos Elíseos y por el barrio de Saint Germain, donde terminarían cenando en un pequeño restaurante.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más