El conde de Siruela y la periodista Inka Martí se han casado en Roma

La revista ¡HOLA! de esta semana informa de la boda de Jacobo Martínez de Irujo, conde de Siruela, y la periodista Inka Martí quienes contrajeron matrimonio en Roma, el fin de semana pasado, en la más estricta intimidad. Por el momento no han trascendido más detalles al respecto. Con su boda, la pareja, que siempre ha llevado su relación con una gran discreción, ha puesto de esta manera fin a un noviazgo de varios años.

Recordar que el hijo de la duquesa de Alba contrajo matrimonio con María Eugenia Fernández de Castro en 1980 y tuvieron dos hijos, Brianda y Jacobo. En octubre de 1998 presentaron la demanda de divorcio de común acuerdo. Por su afición a la pintura y el arte, el conde de Siruela decidió cursar la carrera de Filosofía y Letras. Sin embargo, Jacobo abandonó sus estudios para tomar contacto con otras culturas.

En 1981 recibió el Premio Nacional de Edición por el libro «La muerte del Rey Arturo». Este reconocimiento le animó a crear la editorial Siruela. Por su parte, Inka,hija de padre español y madre alemana, fue muy popular en la pequeña pantalla a principio de los noventa con programas como «Peligrosamente juntas» en La 2 de Televisión Española.

Durante un tiempo alternó su trabajo como modelo profesional con su licenciatura en Filología Hispánica. En un momento de su vida Inka fue tentada por el cine:«He recibido algunas ofertas —contaba en sus días de mayor popularidad —,pero las he rechazado. Creo verdaderamente que me resultaría muy difícil interpretar a otras mujeres que no fuesen yo misma».Los nuevos condes de Siruela tienen fijada su residencia en una masía del Ampurdán.

Más sobre

Regístrate para comentar