Silencio por las víctimas

A las 12 del mediodía de ayer los ciudadanos abandonaron sus puestos de trabajo y salieron a la calle para condenar los atentados ocurridos en Madrid. Comprometidos e implicados, los españoles quisieron mostrar su apoyo a las familias de las víctimas guardando quince minutos de silencio. El parón, convocado por los sindicatos, tuvo una gran respuesta ciudadana, lo que demuestra la solidaridad de los españoles ante esta brutal catástrofe.

Gesto por la paz
Las puertas de los centros de trabajo se llenaron de gente, los niños se concentraron en los patios de los colegios y el tráfico en las principales capitales del país quedó prácticamente paralizado como protesta por la pérdida de cientos de vidas. Las calles se llenaron de pancartas que clamaban 'No al terrorismo' junto con lirios blancos, así como 'ETA: asesinos, cobardes', 'Somos el mismo tren' o 'ETA No. Al Qaeda Tampoco. No dejemos que el terror socave nuestra concordia. Madrid estamos con vosotros'.

Silencio que, transcurridos los quince minutos, culminó en un gran aplauso, que se pudo escuchar en todo el país como gesto por la paz. Los actos de apoyo y solidaridad proseguieron a las 19:00 horas con numerosas manifestaciones.

Más sobre: