Una brutal ola de atentados siembra el pánico en Madrid

Al menos 198 personas han muerto y más de 1.430 han resultado heridas como consecuencia de una serie de explosiones en las estaciones ferroviarias de Atocha, Santa Eugenia y El Pozo en plena hora punta, entre las 7:35 y las 7:55 horas.

Caos y pánico en Madrid
Aunque de momento nadie ha asumido la autoría de los atentados, el ministro portavoz del Gobierno, Eduardo Zaplana, ha atribuido esta auténtica "catástrofe" a la banda terrorista ETA, mientras que el responsable de Batasuna Arnaldo Otegi lo ha hecho a la "resistencia árabe". Se trata del atentado más sangriento, que ha sembrado el pánico y el caos en la capital. Según fuentes del Interior, las explosiones no han sido precedidas por ningún aviso de bomba. Incluso tras la masacre, la Policía ha encontrado varias mochilas sospechosas y las ha hecho explotar de forma controlada, dos en El Pozo y otra en el vestíbulo de la estación de Atocha

Nada más ocurrir este terrible suceso, los sanitarios del SAMUR instalaron dos hospitales de campaña para atender en el lugar a los heridos por los atentados, antes de ser traladados a los hospitales, uno de ellos en un colegio cercano a la estación del Pozo del Tío Raimundo, otro en un pabellón deportivo en las cercanías de la estación de Atocha. RENFE ha habilitado, sólo para familiares y afectados, los siguientes teléfonos: 900 200 222 y 902 200 215.

Los cadáveres están siendo trasladados al pabellón número 6 de Ifema, en el Parque Ferial Juan Carlos I, donde quedará instalada la capilla ardiente.

Más sobre: