David Beckham organizó una fantástica fiesta para el cumpleaños de su hijo Brooklyn

Seis carpas instaladas en el jardín de su fabulosa mansión de Sawbridgeworth acogieron el martes la fiesta de cumpleaños de Brooklyn, el hijo mayor de David y Victoria Beckham. El niño cumple años la próxima semana pero la familia decidió adelantar la fiesta para hacerla coincidir con el día libre de David. Tras jugar contra el Bayern de Munich (partido cuyo resultado fue 1-1), David Beckham se separó de sus compañeros de equipo en el Real Madrid y voló de Alemania a Inglaterra.

Victoria personalmente se había encargado de llamar a los amigos del niño y, por supuesto, no escatimó en gastos. Cerca de 15.000 euros asegura la prensa inglesa que costó la celebración en la que no faltaron payasos y juegos para los niños. David, en Madrid
Un día después, David cumplía con su primer compromiso publicitario en España. Era su primera aparición ‘oficial’ en Madrid en un acto no relacionado con su equipo de fútbol y la expectación no podía ser mayor. David Beckham, Roberto Carlos y Fernando Torres juntos en la ‘premiere’ mundial del nuevo anuncio de Pepsi (Raúl fue baja a última hora) con toda la atención centrada en el inglés.

David apareció en el palacio Gaviria luciendo su nuevo ‘look’, una trenza adornada con una cinta de raso negro y barba de varios días. A pesar del calor que hacía en la sala, llevaba un abrigo largo en tono tostado y forrado de piel de la temporada que ahora acaba de Valentino, americana negra, camisa blanca de cuello mao y desabrochada hasta el pecho y pantalones vaqueros gastados.

El jugador del Real Madrid apenas sonrió, tan sólo compartió algún comentario con su compañero de equipo Roberto Carlos durante los dos minutos que permanecieron sobre el escenario David ha recalcado en más de una ocasión la buena relación que mantiene con el jugador brasileño. Después atendieron a la prensa internacional, no hubo más de esos dos minutos para la prensa española invitada al acto.

Más sobre: