Laura Ponte y Beltrán Gómez-Acebo: más detalles de una boda muy esperada

No han pasado ni dos meses desde que el Rey anunciara el próximo enlace entre una de las modelos más internacionales de nuestro país, Laura Ponte, y uno de los hijos menores de la infanta Pilar, Beltrán Gómez-Acebo, y ya son muchos los datos que se han ido desvelando, con moderación y elegancia, sobre el que se promete uno de los enlaces más esperados del año.

La Granja, una elección al gusto de todos
La boda se celebrará, el próximo mes de septiembre, en el palacio de La Granja. Así queda desvelada una de las grandes incógnitas de esta boda. En una entrevista concedida a La voz de Asturias la modelo, cuando se le preguntó sobre si la boda tendría lugar en su querida Asturias, matizó: "Depende. Como ambos tenemos amigos repartidos por todo el mundo, queremos que sea lo más cómodo posible para toda la gente". Y cómoda, así como increíblemente bella, ha sido la elección de esta localidad segoviana, cerca de la capital, y con un emplazamiento envidiable.

'Ser modelo es una profesión muy respetable'
Mientras todo son prisas y nervios a su alrededor, Laura Ponte se ha tomado con calma su boda, tal como declara en otra entrevista concedida a ABC. Según cuenta la modelo, ella quiere tomarse el enlace con la misma filosofía que su madre: "Ella tuvo problemas el día de su boda con el ramo. Salió al jardín, cortó unas flores, con las que fue encantada". Y, hasta entonces, trabajar y trabajar como ha venido haciendo hasta ahora. Este año no ha desfilado en Cibeles, sino que ha optado por otra función no menos complicada: ser jurado del premio "L'Oreal. Ella sí lo vale".

El traje de novia
Quizá, uno de los datos que susciten más curiosidad sobre esta boda (además, de la presencia del príncipe Felipe y doña Letizia convertidos ya en marido y mujer) sea el vestido de novia. Tal y como aseguró en un primer momento Laura Ponte, el diseñador es español. Se trata del bilbaíno Miguel Palacio, pero poco más se conoce. Cuando en la entrevista anteriormente citada se interroga a Laura sobre si el vestido será clásico o innovador, ella elude la respuesta con un ambiguo: "Cada boda tiene su estilo. Ya me he disfrazado muchas veces de novia en la pasarela. Ahora habrá gente que piense que voy disfrazada, cuando y me sentiría así con otro tipo de traje". Un misterio, el del vestido, que no se desvelará hasta el 18 de septiembre.

Más sobre

Regístrate para comentar