Exclusiva: Blanca Romero: 'Cayetano y yo hemos roto. La decisión la he tomado yo'

—¿Y por qué en ese momento, en ese dieciocho de enero?
—No lo hice antes por cobarde, porque me daba miedo. Te encariñas de alguien, te enamoras, haces tu vida con esa persona y...de repente te das cuenta de que te da miedo y sientes que se te acaba el mundo si lo dejas con esa persona. Pero la verdad es que no puedes vivir condenada por miedo y no luchar por...Yo creo en el amor. Creo en el amor, y lo nuestro se alejaba ya mucho de lo que es la pareja ideal o el amor perfecto. Entonces, como sigo creyendo firmemente en el amor, aunque quizá de otra manera menos ingenua y menos impulsiva, por eso he tomado la decisión que tomé, para estar sola, por ahora, y si algún día me caso, que lo dudo; lo dudo por ahora...
—Pero nunca se puede decir de esta agua...
—Ya lo sé .Pero no me apetece nada. Quizá un día me case, pero ahora te diría que no. Acaso sea mejor tomar las relaciones de otra manera ,incluso es más sano para la salud, aunque tampoco me voy a despendolar por ahí. Me limitaré a las historias que tenga que vivir, las que me correspondan, libremente, sin ningún tipo de prejuicios ni represión (nunca he sido una reprimida, siempre he sido una persona libre).
—Libre lo habrás sido...hasta que te casaste con Cayetano, se entiende.¿O no?
—Con Cayetano he sido fiel, absolutamente fiel. En la vida hubiera hecho nada que le pudiera haber dejado a él en mal lugar. Para eso lo hubiera dejado antes. La fidelidad es esencial, y yo soy una persona muy honesta, muy clara y muy sincera, tanto para lo bueno como para lo malo. Y nunca podría vivir con algo así, con una doblez de ese tipo, porque me remordería la conciencia, y con la conciencia sucia no se inspira nadie.
No subió más a casa
—¿Cayetano ha vuelto a ver a la niña?
—Sí, el pasado domingo Lucía lo pasó con él. Este sábado, también.
—¿Fue él a recogerla a tu casa?
—Fue él a buscarla. La llevó al circo. La niña vuelve encantada. Y luego la trae. No subió más a casa desde que se fue, porque creo que todavía no es la situación perfecta el vernos entre cuatro paredes con tanto y nada que hablar a la vez. Creo que sería muy tenso para los dos y, entonces, es mejor evitarlo. El me quiere mucho, yo le quiero mucho, ha sido una persona muy importante para mí, pero ahora es todo de otra forma completamente diferente. Se murió el amor.
—En conclusión:¿Estás totalmente segura de que no vais a volver?
—Totalmente segura. Y por muchísimo tiempo. Tendría que dar miles de vueltas la vida. Pero estoy segura de que esto no tiene vuelta de hoja.
—Blanca, un día tomas la determinación, pero para llegar a ésta hay una causa, hay algo que se va deteriorando en la relación...Tú eres una mujer muy activa; él no lo es: se tomaba con mucha tranquilidad la vida, no encontraba salida para su profesión de productor de televisión...
—Eso no sé si tendrá que ver. Eso va con la persona, con la madurez. La conclusión a la que llegué es que Cayetano no era para mí, simplemente. Me equivoqué. Con el amor creo que es con lo que más te equivocas. Tal vez gracias a Dios, porque así aprendemos, pero la situación llegó a ser para mí algo insostenible, algo imposible.

Más sobre

Regístrate para comentar