Manuel Díaz: 'Virginia es algo bonito que Dios ha puesto en mi vida'

Como decíamos ha sido Virginia quien se ha ocupado prácticamente de todos los detalles, de hecho el diestro salía de Madrid el pasado miércoles acompañado de su madre, María José Díaz, y sus dos hermanos, Damián y Chema.

’La semana que viene sabremos si es niño o niña’
Dos días antes de partir, Manuel confesaba en una entrevista concedida al programa de televisión Gente, emitido en La Primera, que añoraba a Virginia tras casi un mes sin estar con ella: "Llevo un mes sin verla y estoy loquito por verla".

La pareja supo en noviembre, y cuando también estaban en Venezuela que estaban esperando un hijo, y rápidamente decidieron contraer matrimonio. Llevábamos un año y medio viviendo juntos. Con Virginia me pasa que es de las veces que considero que Dios ha puesto algo bonito en mi vida. Es el momento ideal".

La próxima semana, días después de haberse casado, sabrán si el bebé que nacerá este verano será niño o niña, algo que Manuel dice que no le preocupa mucho. "Yo con mi hija Alba estoy encantado. Lo que ha dicho el médico es que se mueve mucho. Es muy inquieto, como yo". Alba, la hija que Manuel tuvo en su matrimonio con Vicky, no estará en la boda de su padre ya que sólo tiene tres años y el viaje es muy largo. Con Vicky, el torero sigue manteniendo una buena relación que explica así: "Hay que ser muy hombre para enamorar a una mujer, muy hombre para no faltarle nunca el respeto a una mujer y muy hombre para ser muy amigo de una mujer como yo lo soy de Vicky".

"Vicky -añadió- me puso el último mensaje anoche. Me manda toda la felicidad del mundo".

Más sobre

Regístrate para comentar