Sara Montiel, feliz al ratificar su demanda de separación: 'Se ha acabado la guerra'

"Ya no hay guerra" comentó Sara Montiel a su salida de los Juzgados de Madrid donde ratificó la demanda de separación matrimonial con Tony Hernández. Sara y Tony, que contrajeron matrimonio civil el 17 de octubre de 2002, no se habían vuelto a ver desde mayo del pasado año y en los últimos meses el enfrentamiento verbal entre ambos (siempre desde distintos programas de televisión) se había acentuado.

Recordemos que fue la artista quien decidió solicitar la demanda de separación matrimonial para que sus hijos, Thais y Zeus, volvieran a su lado. Ocurría esto en julio de 2003, cuando todavía no se había cumplido el primer aniversario de su boda, y si bien en un primer momento la demanda fue de mutuo acuerdo, Tony, desde Cuba, hizo notar pronto que él no deseaba esa ruptura incluso viajó a España el pasado mes de octubre para intentar ver a Sara, cosa que no consiguió.

Tal y como estaba previsto, ayer jueves 29 de enero Sara y Tony volvieron a encontrarse, ante el juez y con sus abogados. La artista llegó a los juzgados de Plaza Castilla fumando un puro, con un impresionante abrigo de leopardo, y peinada y maquillada siguiendo su personal y espectacular estilo.

La llegada del joven realizador cubano (entre ellos hay una diferencia de edad de 37 años) fue completamente distinta. Tony llegó vestido con un traje oscuro, gafas de sol negras, semblante serio y cabizbajo. Una vez finalizado el proceso judicial, Sara salió mostrando su mejor sonrisa y relatando como había sido el encuentro con Tony:

- ¿Cómo estás Sara?
- Marvellous
- ¿Cómo ha sido el encuentro con Tony?
- Ha sido muy educado. Nos hemos dado dos besos, nos hemos despedido y nos hemos dicho: ‘Mira nos hemos equivocado, hemos fracasado. Yo te deseo a ti lo mejor’ y nada más.
- ¿Os habéis dado un beso?
- Me ha dado un beso yo le he dado otro beso, en la cara.
- ¿Te casarás con Giancarlo?
- Dejadme de Giancarlo

Más sobre: