Duro enfrentamiento entre Julián Muñoz y Maite Zaldívar en la vista de su separación

La primera vista del proceso de separación de Julián Muñoz y Maite Zaldívar reavivó el enfrentamiento público que la familia Muñoz-Zaldívar mantiene desde que el pasado mes de mayo Maite dio a conocer que su matrimonio estaba roto y que su marido mantenía una relación con Isabel Pantoja.
Maite llegó al juzgado de familia de Marbella ocultando su mirada tras unas grandes gafas de sol y acompañada de su abogado, sus dos hijas, Eloísa y Elia, y Fernando Marcos, el joven empresario marbellí con el que comparte su vida desde hace unos meses.

Por su parte, Julián Muñoz llegó únicamente con su abogado y, al igual que Maite, con unas grandes y oscuras gafas de sol. Isabel Pantoja prefirió no asistir a la vista y aguardaba en su casa de Marbella el fin de la misma y la llegada de Julián. Maite, en cambió, habló, en su opinión de la ausencia de la cantante: "Hasta este momento ella es la amante de mi marido yo creo que le daba vergüenza estar delante de mi marido y mis hijas".

'No quiero saber nada de mi padre'
Durante las dos horas que duró la vista, la tensión fue la nota predominante y se llegó al extremo de que Elia, la hija menor del matrimonio, sufrió un ataque de ansiedad mientras contestaba a las preguntas del abogado de su padre. Después, Elia comentó: "Lo tenía un poco claro, ahora lo tengo claro del todo, no quiero saber nada de mi padre".

Más sobre: