Una emocionada Juncal Rivero recibía en 1985 la corona que le convertía en la mujer más guapa de Europa. La joven había sido nombrada pocos meses antes Miss España y con una tremenda ilusión acudió acompañada de su madre al certamen de Miss Europa. "Este triunfo se lo dedico a mis padres y a aquellas personas que han creído en mí" , confesaba tras conseguir el ansiado título de belleza.

"Las primeras en aplaudir el veredicto del jurado han sido mis compañeras, ¿bonito, no?", comentaba la bella vallisoletana cuando ya, más relajada, estaba en la habitación del hotel.

El título le sirvió a Juncal Rivero para que se le abrieran las puertas del mundo de la moda internacional. Después se trasladó a París y allí trabajó con los modistos más prestigiosos. Cuando concluyó su etapa volvió a España, se instaló en Madrid y comenzó a prepararse para trabajar como actriz. Juncal sigue siendo una de las mujeres más atractivas de nuestro país y, retirada ya de las pasarelas, se ha convertido en una solicitada presentadora que triunfa desde hace años en el programa Noche de fiesta de TVE 1. Dentro de unas semanas, Juncal contraerá matrimonio con su novio Fredik Alm en Mallorca, una nueva etapa que, como es lógico, empieza con mucha ilusión.

Más sobre

Regístrate para comentar