Isabel Preysler, así viste una de las mujeres más elegantes del mundo

«Prefiero quedarme corta a excederme»
—Por cierto, Isabel, en las últimas semanas se ha venido comentando que tú y Miguel podríais estar interesados en vender vuestra casa de Puerta de Hierro.¿Hay algo de cierto en todo ello?
—En absoluto. Es una invención pura y sin base alguna. Estamos muy contentos y muy bien en esta casa y no pensamos venderla.

—Ya para acabar. ¿Te consideras una «fashion victim»?
—Para nada. Estoy muy lejos de serlo. Me gusta ir bien, pero no soy una persona que siga la moda a rajatabla. Para mí es mucho más importante vestir cómodamente que ir a la última.

—¿Eres una mujer que siempre va vestida acorde con cada situación?
—Procuro hacerlo y prefiero ir menos vestida que pasarme e ir demasiado. Como se suele decir, prefiero quedarme corta a excederme.

—¿No será también que te da algo de vergüenza llamar la atención?
—Aunque no se lo crea nadie, soy tímida y me siento muy incómoda si alguna vez he llamado la atención. Siempre he tenido que hacer un gran esfuerzo para superar esa timidez.

—Pues fíjate el tiempo que llevas teniéndote que poner delante de una cámara.
—Te diré que ponerme delante de una cámara con naturalidad siempre me ha costado mucho trabajo, pero ahora, después de tantos años, creo que empiezo, pero sólo empiezo, a conseguirlo. Un poquito tarde,¿no? (ríe con ganas Isabel).

Más sobre: