Hamburgo se hizo noche de glamour y puro espectáculo. La ciudad alemana con uno de los puertos fluviales más grandes del mundo recibió a todos los personajes famosos de la moda, el cine, el deporte, la cultura y la política que buscaban su sitio en el teatro del puerto de Hamburgo. Y es que la noche prometía. La 55 edición de los premios Bambi -galardones concedidos por el grupo mediático Burda- no defraudó a nadie.

Heidi Klum más bella que nunca
Liz Hurley, con un sorprendente traje escotado que realzaba aún más su belleza, caminó con seguridad por el escenario. La actriz se encargó de repartir alguno de los premios más esperados y aplaudidos. Entre ellos, el concedido al mítico boxeador Casius Clay, rebautizado como Muhammad Alí. El jurado decidió que uno de los deportistas más carismáticos de la historia contemporánea se merecía la máxima condecoración: el Millenium Bambi 2003.
Por su parte, la cantante británica Dido recogió de la mano del rockero germano Marius Müller-Westernhagen el premio en la categoría de mejor artista pop internacional. Sin embargo, quien obtuvo el protagonismo indiscutible de la noche fue la modelo Heidi Klum, nacida en Colonia y famosa desde que fuera portada a los 18 años de la revista Petra, la top model se mostró emocionada al recibir su galardón, un auténtico bambi en reconocimiento a toda su carrera en el mundo de la moda y como embajadora de la belleza alemana.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más