Matilde Solis, ex mujer del duque de Huéscar, rehace su vida y espera un hijo

Matilde Solís, quien fuera esposa de Carlos Fitz-James Stuart, duque de Huéscar (contrajeron matrimonio en 1988, anunciaron su separación hace algo más de dos años tras tener dos hijos y se divorciaron posteriormente), ha rehecho su vida sentimental junto a un joven sevillano, Borja, y está esperando un hijo. La noticia no ha dejado de causar sorpresa, ya que hasta hace poco no se tenía conocimiento de que Matilde, tras la ruptura de su matrimonio, mantuviera una nueva relación sentimental.

Pero ahora, Matilde Solís, que tiene actualmente treinta y nueve años, ha vuelto a recuperar la sonrisa de tiempos pasados junto a Borja, de algo más de treinta años, que se dedica en Sevilla a los negocios de explotaciones agrícolas y ganaderas.Tras doce años de casados, el duque de Huéscar y su esposa daban a conocer su ruptura matrimonial, en el año 2000, pero los rumores y los deseos de sus respectivas familias apuntaban siempre a una posible reconciliación.

Este mismo año celebraron juntos el cumpleaños de atilde en su casa de Sotogrande (Cádiz)e incluso tuvieron la amabilidad de posar para los fotógrafos de prensa mostrando satisfactorias sonrisas. Todo hacía presagiar una inminente reconciliación, pero, como ahora se ha demostrado, no fue así.

Alejada de compromisos sociales, Matilde Solís, que reside habitualmente en Madrid con sus hijos, pero que pasa también largas temporadas en Sevilla (es hija de los marqueses de la Motilla y condes de Casa Alegre), ha llevado y lleva una vida muy discreta. Fue el pasado verano, según hemos podido saber, cuando Borja, perteneciente a su grupo de amigos, se cruzó en su camino, logrando que las ilusiones y la sonrisa volvieran a reflejarse en su rostro. Según fuentes cercanas a la familia, el duque de Huéscar fue informado en su momento por la propia Matilde de su nueva relación sentimental.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más