Recientemente, y con motivo de la Semana de la Moda de Milán, Mamen Sanz, esposa del capitán del Real Madrid, Raúl, retomaba su trabajo como modelo después de más de tres años dedicada por completo a su familia. Su marido, con el que contrajo matrimonio en julio de 1999, y sus dos hijos, Jorge, de tres años y medio, y Hugo, que cumplirá su primer año el próximo mes, han sido hasta ahora su principal prioridad.

Cuando Mamen conoció a Raúl compaginaba su trabajo como modelo con el de camarera en uno de los bares de moda por aquel entonces entre los jugadores del equipo blanco, el Barnon. Poco después, Mamen confesaba: "Mi relación con Raúl me proporciona mucha estabilidad y estoy muy orgullosa". Quizá fue por este motivo por el que se decidió a dejar las pasarelas y las sesiones fotográficas. Pero ahora, Mamen ha vuelto, y lo ha hecho en una de las citas internacionales más importantes del calendario de la moda y de la mano del diseñador británico John Richmond.

Más sobre

Regístrate para comentar