Athina Roussel y Doda Miranda, románticas vacaciones en Punta del Este antes de regresar a Europa

Durante cuatro días, Athina Roussel y su novio, Álvaro de Miranda Neto, han disfrutado de unas vacaciones en el balneario de Punta del Este (Uruguay) acompañados de unos amigos. Estos días de descanso bien podrían entenderse como una despedida antes de regresar a Europa ya que el jinete brasileño adelantaba hace unas semanas que a finales de este mes volverán a Bélgica donde él debe comenzar su preparación para los Juegos Olímpicos Atenas 2004.

Athina Roussel y Doda, como se conoce a su novio, han estado alojados en la suite más lujosa del hotel Conrad, el más lujoso del balneario de Punta del Este. Durante estos cuatro días han estado acompañados de una pareja de amigos y han pasado la mayor parte del tiempo dando largos paseos, realizando algunas compras y disfrutando de las maravillosas vistas al mar de las que dispone el hotel en el que se alojaron. La prensa local destacaba que cenaba cada noche con champán y que a su vuelta a Sao Paulo, Athina (considerada como la joven más rica del mundo desde que el pasado enero recibiera la fortuna heredada de su madre) lo hicieron en un vuelo en clase turista.

En el aeropuerto, y de no ser por la presencia constante de sus guardaespaldas, Athina pasaría totalmente inadvertida. Vestía de modo informal y con la ropa con la que se puede ver a cualquier otra chica de su edad. Una chaqueta en color celeste de una conocida firma deportiva especializada en ropa para surf, pantalones vaqueros y un bolso muy de moda entre las jóvenes y también de una marca deportiva. Athina es coqueta y lleva las uñas pintadas de color rosa nacarado, unas ligeras sombras de ojos en el mismo tono y los labios pintados en un color muy suave. Las únicas joyas que luce son tres anillos muy sencillos, de oro pero sin piedras preciosas y finos.

Más sobre: