La organización de Miss Mundo, de nuevo en el centro de la polémica

La organización de Miss Mundo desea hacer olvidar la controvertida y más polémica edición de su historia y para ello este año prepara un certamen con mayor espectacularidad y representación. De momento, 109 candidatas han confirmado que competirán por la corona de Miss Mundo 2003 el próximo seis de diciembre en la isla de Hainan, la segunda isla más grande de China.

Mientras Julia Morley, directora del concurso, ultima los detalles ya se ha adelantado que el certamen y la concentración previa de las aspirantes tendrá lugar en el complejo Sanya, en el sur de la isla de Hainan. Sin embargo, parece que Miss Mundo 2003 tampoco va a estar exento de polémica. Recordemos que el año pasado estaba previsto que se celebrara en Nigeria, país del que tuvieron que salir precipitadamente cuando ya estaban allí las concursantes debido a los disturbios en los que murieron cerca de dos centenares de personas y que fueron causados por radicales musulmanes que no deseaban que tuviera lugar el concurso en su país.

Este año, un reciente documental emitido por la cadena de televisión británica Channel four titulado Beauty queens and bloodshed (Reinas de la belleza y derramamiento de sangre), se hacía hincapié en los incidentes del pasado año. Además, se afirmó que cuanto más dinero se pagara a la organización desde el certamen de cada país más posibilidad tenía su candidata de salir elegida y se insistía en que durante la concentración las chicas no recibían alimentación suficiente. Morley ha salido al paso rápidamente de estas afirmaciones y asegura que Michelle Bush, candidata por Gales en Miss Mundo 2002, no tuvo que gastarse más de 30.000 euros en vestuario para poder participar en el concurso sino que ella misma le facilitó 1.500 euros para que pudiera adquirir los vestidos necesarios.

Más sobre: