Juan Carlos Ferrero: ‘De momento no me caso, sólo llevamos cinco meses saliendo y tengo 23 años’

Juan Carlos Ferrero recibió de manos de la guapísima modelo Estefanía Luyk la primera unidad del Mazda RX-8, el nuevo deportivo de cuatro plazas de la factoría japonesa. El tenista, gran amante de los coches y la velocidad -‘me encanta correr, aunque sé que conducir no es un juego- se encuentra estos días en Madrid para participar en el Masters Series de Madrid, un torneo que definió como ‘difícil pero muy apetecible’. Con tan sólo 23 años, Ferrero asegura que se siente feliz cada mañana cuando se levanta siendo el número uno del tenis mundial. ‘Estoy contento y feliz, y seguiré intentando mantenerme en el número uno todo el tiempo que sea posible’.

Con la mirada puesta en la próxima Copa Davis, que España disputará frente a Australia, y el Masters Series de Madrid en pleno apogeo, Juan Carlos Ferrero confiesa que le queda poco tiempo para disfrutar con su familia, sus amigos y su novia, Patricia, con la que lleva saliendo cinco meses y que acompañó al joven tenista durante su participación en el Abierto de Estados Unidos y en la semifinal de la Copa Davis, celebrada recientemente en Málaga. ‘Me siento mucho mejor cuando mi novia está conmigo’ señaló el joven deportista a lo que añadió pero ‘de momento no me caso. Llevamos saliendo sólo cinco meses y soy muy joven, tengo 23 años’.

Tampoco Estefanía Luyk, quien confesó ser una gran admiradora del tenista valenciano, tiene entre sus próximos planes contraer matrimonio. La modelo desmintió los rumores que apuntaban a que estaba planeando su boda: ‘para nada, no es verdad. Eso se aplazó’.

Más sobre

Regístrate para comentar