Julián Muñoz, pregonero de las fiestas de su pueblo, mientras Isabel Pantoja demanda a Maite Zaldívar

Julián Muñoz se trasladó este fin de semana a El Arenal (Ávila), su pueblo natal, donde actuó como pregonero de sus fiestas patronales. El ex alcalde de Marbella, que estuvo acompañado en todo momento de Isabel Pantoja, dio un emotivo discurso en el que recordó a su familia y buena parte de los amigos con los que compartió su infancia en este pueblo. Inauguradas las fiestas, Julián agradeció el cariño mostrado por el pueblo hacia él y hacia a la tonadillera, a la que invitó a subir al escenario desde el que dio el discurso al grito de ‘¡qué suba mi mujer!’.

La pareja permaneció durante todo el fin de semana en la localidad abulense donde participó en diversos festejos. Así la cantante hizo el saque de honor en el partido que se celebró la mañana del sábado y que abría las jornadas deportivas de la localidad. Julián, por su parte, pujó para ser unos de los portadores de honor del Cristo de El Arenal e introducirlo en el templo. El ex alcalde de Marbella consiguió hacerse con el palo trasero por la módica cantidad de 1.000 euros.

Isabel Pantoja acompañó a Julián durante todo el fin de semana pero intentó mantenerse en un segundo plano, como dama consorte, para no restar protagonismo a su novio. Sin embargo, todo es en vano, pues Isabel Pantoja vuelve a estar esta semana en el punto de mira tras conocerse que la tonadillera ha interpuesto una demanda contra Maite Zaldívar, que actualmente está en proceso de separación de Julián Muñoz. La cantante acusa Maite de dañar su intimidad y su honor. ‘Dice que es porque la he insultado y he dicho que se iba a hacer un tratamiento de fertilidad en Barcelona’ explica la demandada, a lo que añade ‘yo no voy a demandarla y de paso que le diga a su compañero que me pase algo de dinero, si al final tengo que indemnizarla’

Más sobre: