Michael Schumacher se convierte en el mejor piloto de la historia

<b>Michael Schumacher</b> se ha convertido en el mejor piloto de la historia de la Fórmula 1 
Michael Schumacher nació en 1969 y fue el primero de los hijos de Rolf y Elizabeth. Gracias a que su padre trabajaba en sus ratos libres como mecánico en una pequeña pista de karts, Michael pudo dejar las calles donde corría con un pequeño vehículo y entrenar en un circuito.

El alemán sorprendió desde siempre con una conducción visceral que le permitió lograr mejores tiempos que pilotos mucho más experimentados. El equipo Benetton se hizo con los servicios de la joven promesa, con quien conquistó dos títulos mundiales. Al año siguiente Ferrari le hizo una oferta para devolver la gloria a la mítica marca italiana. Desde entonces otros cuatro títulos más le consagran como el mejor piloto de todos los tiempos, por delante del gran Fangio que logró la proeza de alcanzar cinco entorchados.

Seguro que su éxito lo celebrará con sus seres queridos: su esposa Corinna, sus hijos Gina María, de seis años; y Mick, de cuatro. Sin embargo, el piloto sentirá más que nunca una ausencia: la de su madre, que falleció este año tras una larga enfermedad.

Más sobre: