Se inician en Ubrique los trámites de separación de Humberto Janeiro y Carmen Bazán

A las diez de la mañana del pasado viernes, 12 de septiembre, y en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Ubrique, ha tenido lugar la vista de medidas provisionales, por parte de la juez titular del mismo, doña Dolores Gómez del Pino, en el proceso de separación de Humberto Janeiro y Carmen Bazán, padres del diestro Jesulín de Ubrique, quienes hace un tiempo han presentado las respectivas demandas tras no haber llegado a un mutuo acuerdo.

Humberto fue el primero en llegar al citado Juzgado, y lo hizo a las 9.45, acompañado por su abogada, Beatriz Vázquez Hidalgo, y por su procuradora, Dolores Godoy. Minutos después llegaba Carmen Bazán acompañada por su abogado, David López-Royo Migoya; su procurador, José María Sevilla Ramírez, y sus hijos humberto, Carmen y Víctor Janeiro (el diestro no acudió porque ese día tenía que torear, según se nos dijo). Cabe destacar que tanto Carmen Bazán como Humberto Janeiro salieron esa mañana hacia Ubrique desde la misma casa, es decir, desde «Ambiciones », en la que ambos viven a pesar de estar separados de hecho desde hace bastantes meses y de la que los dos, por decisión del torero, dueño de la misma, son usufructuarios al 50 por 100.

Dos puntos clave
La vista duró cuatro horas y en ella prestaron declaración ambos cónyuges —legalmente siguen siendo marido y mujer —, así como los tres hijos citados y algunos testigos presentados por las partes. Con uno de estos testigos —presentado concretamente por Humberto Janeiro — hubo un delicado momento a la salida, cuando Carmen Bazán se enfadó con él reprochándole algo. Humberto y Carmen no se dirigieron la palabra ni a la entrada, ni durante la vista, ni a la salida de la misma. Dos puntos clave se plantearon durante la larga vista para la toma de medidas provisionales por parte de la juez. El primero de ellos es si Humberto Janeiro debe abandonar o no «Ambiciones »; el segundo, la cuantía de la pensión que, por alimentos, deberá pasarle el padre del diestro a su ex mujer: él ofrece 600 euros mensuales (100.000 antiguas pesetas) y ella le reclama 3.000 (medio millón de pesetas).

Los hijos consideran positivo que el padre se vaya
Tras prestar declaración Humberto Janeiro y Carmen Bazán , la juez fue llamando a los tres hijos —Humberto, Carmen y Víctor — que sucesivamente y en presencia de los padres fueron respondiendo a las preguntas de la titular del Juzgado. Y los tres estuvieron de acuerdo en una cosa: consideran «positivo » que Humberto Janeiro deje de vivir en «Ambiciones », no porque quieran echar a su padre de la finca, sino porque consideran que las cosas irán mejor para todos si se va. En realidad, lo que han hecho Carmen, Humberto y Víctor Janeiro es ponerse, en este asunto concreto, de parte de su madre, que pide y exige que su todavía marido no siga viviendo en «Ambiciones ».

Según hemos podido saber, la postura a este respecto de Jesulín de Ubrique no parece coincidir con la de sus hermanos, ya que el torero se inclina por un posible acuerdo en virtud del cual no tengan que dejar «Ambiciones», casa de la que él es propietario, ni su madre ni su padre.

Más sobre: