La elegancia, nota distintiva entre los invitados a la boda de la hija del Presidente del Real Madrid

La elegancia fue la nota distintiva en la boda de María Ángeles Pérez. La novia resplandeció con luz propia con un traje color marfil (muchos cronistas esperaban que la hija del Presidente del Club blanco optara por este color en su traje de boda y no por el marfil), salpicado de notas de color, con bordados de flores que festoneaban la falda. La cola, de dos metros aproximadamente, llevaba bordadas las mismas flores y las iniciales CP que, probablemente, signifiquen Chuchy Pérez. La novia iba peinada por Jesús Gómez, de Next, con un recogido bajo, y lució una mantilla de encaje ralizada, al parecer, en una tienda de bolillos que tiene su madre en Madrid. Sujetaba la mantilla un broche de diamantes, regalo de sus padres por la boda y que pertenecía a la familia. El broche iba a juego con los pendientes y la pulsera de pedida de Cartier.

Su madre, María Ángeles Sandóval, llevaba un favorecedor vestido en rosa de la misma diseñadora que su hija, María José Mollinedo. Asimismo, la madre de la novia llevaba un original tocado. Los tocados atrevidos fueron, tal vez, una nota reiterada en la ya calificada como "boda del año". La madrina, Gloria Buezas, acompañó a los novios en un traje de Lorenzo Carile verde pistacho y peinado de Gloria Aguilar. No le faltó la tradicional mantilla española.

Invitadas deslumbrantes
Muchas de las invitadas llegaron más bellas que nunca. Los curiosos se volvieron admirados para contemplar a Mamen Sanz, la mujer de Raúl, y Helen Swedin, mujer de Figo. Los jugadores del Real Madrid y sus esposas se convirtieron, tal vez, en las parejas más guapas de todo el acontecimiento.

Alejandra Prat, testigo de la boda, apareció impecablemente vestida en un traje largo verde de Dior muy adecuado para la ocasión. También deslumbró por su elegancia, Terelu Campos, que eligió para el enlace con un vestido de gasa en tono ocre, junto a bolso marrón de plumas, y unas bellísimas sandalias en dorado. Vicky Martín Berrocal acudió a la cita como prima del novio acompañada de su padre.

Los más de 1.200 invitados del enlace hicieron lo posible por hacer de esta boda el gran acontecimiento social del año.

Más sobre

Regístrate para comentar