La boda de María Ángeles Pérez, hija del presidente del Real Madrid, más 'blanca' que ninguna

La ceremonia transcurrió llena de momentos emotivos gracias, en parte, a las excelentes voces de la soprano Amanda Serna y del tenor Julio Cendal, acompañados por el organista Alberto de la Fuente y la violinista Susana Figueroa.

Una ceremonia concelebrada
En el altar, frente a los novios, indicándoles hacia dónde dirigían sus pasos, tras ese "sí, quiero" que tanto ansiaban pronunciar, se encontraban don Félix Lozano, sacerdote amigo de la familia del novio, y don Urbano Monedero, amigo personal de Presidente del Real Madrid y que ya ofició el enlace de Florentino Pérez hijo.

La ceremonia, sin embargo, se vio perjudicada por el insoportable calor que sufrió ayer Madrid. Muchos invitados salieron a la entrada del templo para evitar el fuerte calor que se vivía dentro. A los novios nada parecía importarles. Sólo la promesa de amor eterno que esa misma tarde estaban a punto de sellar. Y se dieron el "sí quiero" ante la atenta mirada de Florentino Pérez y de Gloria Buezas, madre del novio y madrina de la ceremonia, muy elegante con un traje de tonos verdes de Lorenzo Caprile.

Los novios salieron de la iglesia, convertidos ya en marido y mujer, con los acordes de la Salve Rociera, interpretada por el grupo Macandé.

Espectacular cena en San Agustín de Guadalix
Después de la ceremonia, todos los invitados se dirigieron hacia San Agustín de Guadalix, a la finca Peñarrubia, que pertenece al dueño del restaurante Araceli y directivo del Madrid. A la cena acudieron, además de todos los invitados que vivieron junto a la pareja la ceremonia, el presidente del Gobierno, José María Aznar, su hija Ana Aznar con su marido Alejandro Agag, la Ministra de Cultura, Pilar del Castillo, Esperanza Aguirre, el vicepresidente del Barça, Sandro Rosell o el periodista Pedro J. Ramírez con su mujer Agatha Ruiz de la Prada, entre otros.

Más sobre: