famosos

David y Victoria Beckham han encontrado en la exclusiva urbanización Las Encinas, en El Plantío, el hogar que buscaban para su nueva vida en Madrid.

La residencia elegida por la pareja se encuentra en la avenida Victoria de Majadahonda, a trece kilómetros de Madrid, y cerca del campo de entrenamiento del Real Madrid. Los Beckham deseaban que su nueva residencia dispusiera de amplias zonas verdes para así garantizar su seguridad -recordemos que Victoria y sus hijos han sufrido amenazas de secuestro- y privacidad y que, por supuesto, también que su hogar en España dispusiera del confort que tenía su casa de Manchester (ahora puesta a la venta) o la mansión de Hertfordshire. Y este palacete de Las Encinas que vemos en las imágenes reúne todas las exigencias de la célebre pareja.

Privacidad y seguridad
Esta selecta urbanización está construida en una parte de la finca La Escorzonera, propiedad del Marqués de Mondéjar y para acceder a ella hay que pasar dos controles de seguridad, el primero el de La Escorzonera y el segundo el de Las Encinas. Además, durante las veinticuatro horas del día, guardas de seguridad se encargan de controlar la seguridad y tranquilidad del vecindario.

Los Beckham sólo tendrán como vecinos a los habitantes de las otras cinco residencias que forman Las Encinas entre los que están la familia Fuster, Adriana Rothlander, ex esposa del productor José Frade, la pintora Mayte Spínola de Barreiros así como una finca especializada en la organización de banquetes y convenciones llamada El Chaparral.

Un palacete de estilo clásico
El hogar de los Beckham en Madrid tiene 1.000 metros construidos sobre un terreno de 10.000 metros alejado totalmente de miradas indiscretas. Dispone de piscina, pista de pádel y en su jardín predomina la vegetación mediterránea con grandes pinos y encinas centenarias. El edificio principal fue diseñado por el arquitecto Andrés Revuelta, es de estilo clásico con la fachada de color albero, grandes ventanales y tejas de estilo árabe.

Al parecer, la casa se está remodelando al gusto de los Beckham y en un par de semanas se espera que los nuevos inquilinos puedan trasladarse a ella, mientras tanto, David, Victoria y sus dos hijos, Brooklyn y Romeo, continúan viviendo en el hotel Santo Mauro del centro de Madrid. De momento la pareja ha firmado un contrato por cuatro años y en virtud del cual pagarán ocho millones de pesetas al mes. En el contrato se establece una opción de compra sobre el inmueble por nueve millones de euros (1.500 millones de pesetas).

Más sobre: