La dura semana de Isabel Pantoja

No ha sido una semana fácil para la cantante Isabel Pantoja. La tonadillera ha visto, o quizá deberíamos decir ha sufrido, como personas a las ni siquiera conoce, o ha conocido ocasionalmente, han hablado sin cesar de supuestos aspectos pasados de su vida privada, han proferido insultos contra ella y todo esto desde diversos medios comunicación.

Una situación que la cantante, al parecer, intentó cortar en una reunión con directivos de la cadena de televisión Tele 5 el pasado jueves día 4. Isabel, acompañada de Julián, se trasladó a Madrid con la intención de, según se afirmó en el programa ‘Salsa rosa’ que emite la citada cadena, evitar que se emitiera la entrevista que Mila Ximénez tenía prevista para el pasado sábado y que finalmente se retransmitió tal y como estaba previsto. Mila, que se dio a conocer por su matrimonio con el tenista Manolo Santana, tildó a Isabel días antes, y en "Aquí hay tomate", otro programa de la mencionada cadena, de "persona siniestra que ha causado daño a mucha gente. Es una depredadora".

En concreto, se refirió a la amistad de la cantante con Encarna Sánchez, de la que afirmó: "Isabel llega a un sitio, hace un barrido del entorno para ver quién es el que más gana, como en su día con Encarna y ahora con Julián Muñoz y siempre se va con el jefe. No va de frente porque no tiene ni talento ni fuerzas, se dedica a cercenar y dinamitar". En otro momento de esta conversación añadió: "Es mala gente, a Encarna Sánchez la dejó sin un duro. Sus propiedades más importantes una ha sido heredada y la otra ayudada económicamente". Comentarios de los que, por cierto, se retractó durante su entrevista en el citado "Salsa rosa".

Más sobre: