Juan Carlos Ferrero alcanza el número 1 del mundo

<b>Juan Carlos Ferrero</b><br> Cayó en la final del Abierto de Estados Unidos tras proclamarse número 1 en la clasificación mundial de la ATP 
Golpe a golpe; luchando por cada bola; luchando contra el gran Andre Agassi, el último mito en activo del tenis, tras la retirada de Pete Sampras; luchando contra Flushing Meadows, donde el público estadounidense apoyaba a su compatriota. Nada, ni la presión del ambiente, ni la de enfrentarse al actual campeón del torneo, ni la de saber que si ganaba lograría la hazaña de llegar a la final del Abierto de Estados Unidos, algo que en toda la historia del tenis español tan sólo habían conseguido Manuel Santana, en 1965, y Manuel Orantes en 1975, pudo frenarle.

Pero la felicidad del sábado se tornó en decepción, en impotencia el domingo cuando Ferrero no pudo rematar su faena y cayó en la final del Abierto de Estados Unidos frente al estadounidense Andy Roddick en un partido lleno de servicios directos, derechazos ganadores y reveses que parecían latigazos.Un partido en el que uno de los saques directos superó el récord de velocidad de arranque de una pelota (227 km/h).

Con tan sólo 23 años, y después de ganar diez torneos individuales y alrededor de diez millones de euros, su reinado no ha hecho más que comenzar, como él mismo dijo al finalizar el partido, "es la primera vez que soy número 1 del mundo y lo que quiero es seguir allí, continuar arriba".

Más sobre: