Carmen Janeiro, a las claras: 'Lo de 'Ambiciones' es un culebrón que supera cualquier ficción'

—Por cierto, tu papel en este culebrón es cada día más secundario.
—Afortunadamente Y cada vez lo será más. Al menos eso intento. Menos mal que me he retirado a tiempo. Yo lo veía venir. A veces les decía: Que va a salir esto y lo otro ».Y amigos de la casa y algún apoderado decían:«Da lo mismo, no tiene importancia, que hablen, que hablen ».Yo me enfadaba muchísimo. Lo decía a mi hermano:«Esto no te perjudica sólo a ti, nos perjudica a todos ».He llegado a pasar vergüenza ajena muchas veces. No sólo ahora con lo de mi madre, que...ya es el colmo. Pero, qué haces? Es mi familia, y mi familia es lo primero.

El galán...maduro
—Por cierto ,tu padre —llamémosle el «galán maduro » de la serie — cada vez cobra más protagonismo, Carmen.
—No me hables. Hace año y medio que no me hablo con él.
—Parece ser que estás totalmente favor de tu madre.¿Lo haces porque las hijas reaccionan siempre así o porque estás convencida de que es la que tiene toda la razón?
—No estoy con mi madre porque sea mi madre o porque sea mujer. Lo estoy porque a mi madre se le está haciendo mucho daño.
—Dices «se le está haciendo » de forma impersonal.
—Bueno, en primer lugar, el daño se lo está haciendo él, mi padre. Pero, aparte de él, están sus digamos «presuntas » novias..Y él sigue ahí, en «Ambiciones »,y tienes que estar viéndole cara todos los días.
—Pero es tu padre, Carmen. Si un día te pidiera perdón y prometiera que va a cambiar.
—Es mi padre, cierto. Pero con la misma seguridad que digo esto, te digo también que no va a cambiar. ¡Como no le cambiemos nosotros por otro! Y es que ése no cambia. Y creo que él se echa las cuentas de que, en un par de años, por ejemplo, vuelve, mi madre le perdona, y que le quiten lo «bailao ».Eso es lo que él piensa, pero yo estoy aquí, al quite, para que no se acerque a mi madre.
—Tampoco es eso, Carmen. Si un día tu madre le perdona y quiere volver a arreglarse con él, tampoco tú eres quién para impedirlo.
—Pero es que mi madre lo tiene clarísimo. Lo de estar yo al quite y al lado de mi madre es para que ni siquiera la moleste intentando acercarse. Porque lo que le ha hecho no se le hace a nadie.
’Es muy fuerte’
—Dices que tu padre sigue en «Ambiciones »,pero él se ha alquilado un chalé en Arcos de la Frontera,¿no?
—Mi padre vive y duerme en «Ambiciones ».El chalé lo tiene para irse presumiblemente con sus amigas los fines de semana. El dice que de «Ambiciones » no se va hasta que se lo diga un juez. Está ahí por narices.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más