David Beckham confiesa que el pasado año vivió los momentos más difíciles de su vida

El próximo 12 de septiembre saldrá a la venta en el Reino Unido David Beckham, my side, la autobiografía del popular jugador del Real Madrid que con sólo 28 años se ha decidido a escribir sus memorias. En ellas, el deportista confiesa que el pasado año, cuando era ya uno de los deportistas más admirados mundialmente, vivió uno de los momentos más difíciles de su vida.

Su momento más difícil
"Fue- escribe David- un momento muy duro para mí, en el que llegué al punto de plantearme no jugar nunca más. De hecho, llegué a discutir con Victoria la posibilidad de retirarme del fútbol. En ese momento, estaban pasando un montón de cosas de mi vida: acababa de nacer Romeo, mis padres se estaban divorciando, y estaba también mi relación con el entrenador Alex Ferguson y las amenazas de secuestro contra mi familia".

Dificultades que Beckham consiguió superar gracias a la ayuda de su esposa: "Me dijo: ‘Te apoyaré hagas lo que hagas, pero pienso que las cosas no van realmente tan mal. Estás pasando un momento difícil, pero también hay cosas positivas’. Fue ella la que me hizo cambiar de idea y la que le dio la vuelta a la situación. Me explicó lo importante que era para mí el Manchester United y lo importante que es el fútbol para mucha gente".

En el libro, David Beckham se define como un "un jugador de fútbol que es esposo y padre", lo que le hizo sopesar más su decisión de trasladarse a Madrid.
Cumpleaños de Romeo
Por otra parte, la familia Beckham celebraba ayer el primer cumpleaños de Romeo, el menor de los hijos de David y Victoria. La pareja reunió con este motivo a sus familiares que viajaron desde el Reino Unido para asistir al debut de David en el Santiago Bernabéu. Tras disfrutar de un día familiar en el hotel en el que están alojados, por la noche acudieron al restaurante Hard rock café, donde Brooklyn, hijo mayor de la popular pareja, disfrutó de lo lindo jugando en la terraza del local.

Más sobre: