Anna Kournikova abandona el puesto de reportera en el US Open de tenis

Poco le ha durado la experiencia televisiva a la rusa Anna Kournikova. La tenista ha preferido dejar su nueva labor como reportera en vista de los comentarios que sus compañeros de pistas han hecho sobre ella. Al parecer, sus colegas no miraban con buenos ojos su cambio de bando.

"Comía mucho"
Después de tres días cazando celebridades tenísticas, Anna Kournikova decidió abandonar el micrófono y las instalaciones del Flushing Meadows alegando que se sentía molesta haciendo preguntas incómodas a los tenistas y además, según afirmó ella misma, "pasaba demasiado tiempo comiendo entre bastidores".

Durante la primera semana del torneo, la bella rubia merodeó en busca de su "gran entrevista" vestida con micro-minifaldas y botas altas. De esa guisa, no es de extrañar que sus colegas de la APT y de la WTA se sintieran incómodos ante la presencia de la reportera. "No quiero volver a trabajar como reportera-payaso para la cadena USA Network" aseguró Kournikova, que ha dado con sus huesos en la televisión debido a que su lesión de espalda la mantiene alejada de las pistas.

Malas críticas
Las críticas a la labor periodística de la rusa no han sido benévolas. El diario New York Post expresó en pocas palabras su trabajo "La actuación de Anna en la televisión hace que su tenis parezca bueno". Ironías de la vida, pues la tenista, desde su debut en el circuito profesional, no ha ganado ningún torneo. De hecho, sus ingresos por contratos publicitarios superan con creces a las ganancias que la rusa obtiene en las pistas.

No obstante, el portavoz de USA Network, Tom Caraccioli, salió en defensa de la dama rubia asegurando que "sólo se la contrató para tres días, y eso es lo que hemos hecho. Además, ha sido su primera vez en la televisión y ha trabajado duro. Ha generado una gran carga de excitación en el torneo, como si fuese una estrella de rock".

Más sobre: