Chelsea Clinton, junto a su novio, Ian Klaus, de vacaciones en Marbella

Chelsea Clinton, la hija del ex Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y de Hillary Clinton, senadora por el Estado de Nueva York, disfruta de sus vacaciones en Europa junto a su novio, Ian Klaus. Primero fue un recorrido en yate por la Costa Azul francesa y ahora, días antes de incorporarse a su trabajo en el gabinete neoyorquino de una consultoría, Chelsea y su novio pasan unos días en Marbella, invitados por la familia del jeque árabe Hanani.

Fin de sus años de estudiante
La hija de Bill Clinton ha cumplido 23 años. La hija del ex Presidente estadounidense estudió Historia en la Universidad de Stanford (San Francisco). Luego, se especializó en Relaciones Internacionales en Oxford. Y precisamente en esta prestigiosa universidad británica conoció al que hoy por hoy, y desde hace dos años, es su novio. La pareja, como dos enamorados más, ha vivido intensamente un verano cargado de buenos momentos y de agua... mucha agua. Tanto en la Costa Azul como en Marbella, los jóvenes han embarcado en sendos lujosos yates. En el caso de Marbella, lo hicieron a bordo de El vagabundo, embarcación que pertenece a la multimillonaria familia saudita.

Un cambio de imagen para Chelsea
A la hija única de Bill y Hillary Clinton se la ve una mujer feliz y radiante junto a su novio, siempre atento a todos los deseos de Chelsea. Y ella ha decidido dar un vuelco a su imagen y preocuparse más, dentro de la discreción que la caracteriza, por el mundo de la moda. Donatella Versace ha sido la encargada de dar ciertas pautas a la joven Chelsea para que se sienta más guapa y segura consigo misma.

Más sobre

Regístrate para comentar