Kate Rothschild y Ben Goldsmith, la boda que unirá a dos de las mayores fortunas británicas

Su boda ya ha sido calificada como el acontecimiento social más destacado de la temporada en Gran Bretaña, no en vano tanto Kate como Benjamin pertenecen a dos de las dinastías financieras más poderosas del país, los Rothschild y los Goldsmith.

La joven pareja ultima los preparativos de la que ya se ha llamado la boda de la década y que tendrá lugar el próximo 20 de septiembre en el condado de Suffolk. Cerca de 600 invitados asistirán al enlace y entre los convidados podrían estar el príncipe Guillermo, amigo del novio, y Camilla Parker-Bowles, gran amiga de Lady Annabel Goldsmith, madre de Benjamin.

La boda se celebrará en la iglesia St. Mary, en la localidad de Bury St. Edmunds (Suffolk), donde los Rothschild poseen una casa de campo. Será en esta residencia donde después tendrá lugar el banquete nupcial. La propia novia se ha encargado de diseñar su traje de novia ya que tras concluir su educación secundaria comenzó a trabajar con la diseñadora Patsy Puttnam.

Los dos jóvenes han recibido ya sus millonarias herencias ya que cuando Amschel Rothschild falleció en 1996 legó a su esposa y tres hijos cerca de 27 millones de euros. Y a esto Kate unirá la herencia que reciba de su abuelo, James Guinness así como la participación que ya posee en la banca Rothschild. Por su parte, Benjamin recibió la herencia paterna tras el fallecimiento de su padre, Sir James Goldsmith que legó más de un billón de libras a sus herederos.

Más sobre: