Primera boda espacial a 380 kilómetros de la Tierra

El comandante de la Estación Espacial Internacional Yuri Malenchenko ha entrado a formar parte de la historia como el astronauta que protagonizó la primera boda espacial. A 380 kilómetros de la Tierra, el cosmonauta dijo "sí quiero" a Ekaterina Dmitrieva, una norteamericana de 26 años, de origen ruso, que se encontraba en el centro de la NASA en Houston, Texas.

Yuri Malenchenko permanece en la Estación Espacial Internacional desde el pasado mes de abril y hasta el próximo octubre no tiene prevista su vuelta a la Tierra. Según Malenchenko fue su novia la que sugirió casarse sin esperar su regreso a casa.

Por medio de una videoconferencia y vestidos para la ocasión, Yuri Malenchenko con un frac negro y Ekaterina Dmitrieva de blanco, prometieron amarse hasta que la muerte los separe. Al comandante, el único ser humano que pudo felicitarle en persona fue su compañero de tripulación y oficial científico de la NASA, Edward Lu. A ella, unas 200 personas que fueron testigos de este enlace estelar en Houston.

Con la intervención del presidente Putin
Sin embargo, obtener el permiso necesario para casarse no ha sido un camino de rosas. La boda estuvo en el aire hasta el último momento por la oposición de los generales rusos. "Un oficial ruso no debe comportarse como una estrella de cine".

Los superiores de Malenchenko también le recordaron que como coronel de la Fuerza Aérea "es portador de secretos de estado y no puede casarse con una extrajera sin permiso". Sólo la intervención del presidente del país, Vladimir Putin, permitió que los novios hicieran realidad su sueño.

Los reglamentos internos no permiten que los astronautas usen recursos de la ISS (Estación Espacial Internacional) para asuntos personales, pero en sus contratos nada indica que no puedan contraer matrimonio. Sin embargo, y según informó el portavoz de la Agencia Espacial Rusa, Serguei Gorbunov, a partir de ahora, los nuevos contratos incluirán una cláusula que prohibirá las bodas espaciales.

Los recién casados volverán a verse cuando Yuri Malenchenko regrese en octubre, momento en que se casarán por la iglesia en Rusia. Después pasarán la luna de miel en Australia. Para Malenchenko, éste es su segundo matrimonio, aunque el primero en el que ha podido "gravitar" de felicidad.

Más sobre: