La heredera París Hilton abandonó su lujosa mansión para participar en un 'reality show' en una humilde granja

Durante cerca de un mes dejó su lujosa mansión en Los Ángeles, los aviones privados, las limousinas con chófer, las fiestas que se acumulan en su agenda, y las compras en las boutiques más selectas de Beverly Hills para vivir en Altus, una localidad del estado de Arkansas con poco más de 800 habitantes. Allí, y todo por concursar en un reality show, la rica heredera París Hilton ha convivido con una familia de granjeros formada por siete miembros pertenecientes a tres generaciones distintas y con un solo baño. Nada que ver con la vida a la que está acostumbrada.

The simple life (La vida sencilla) es el título del espacio televisivo que el próximo mes emitirá la cadena estadounidense Fox y que se ha convertido en uno de los más esperados de la temporada. Y todo por la curiosidad que despierta ver a París y a su amiga Nicole, hija del músico Lionel Richie, viviendo en un ambiente al que para nada están acostumbradas. La limpieza de la granja, ordeñar vacas o cuidar de ovejas son algunas de las tareas que la heredera Hilton y su amiga han realizado durante su estancia en la granja pero no menos interés despierta en Estados Unidos ver como estas chicas educadas en los colegios más selectos y acostumbradas a la vida en las zonas más exclusivas de Nueva York o Los Ángeles se adaptan a un pequeño pueblo y conviven con sus gentes, salen con los chicos de la localidad o intentan hacer amigas.

Para que su estancia en Altus fuera más agradable, París tuvo el privilegio de poder llevar con ella a su perrito chihuahua, Tinkerbell, y un bolso de Louis Vuitton.

Más sobre

Regístrate para comentar