Amelia Vega, Miss Universo 2003: 'Soy una artista en todo el sentido de la palabra'

La responsabilidad principal de Amelia Vega, Miss Universo 2003, durante su año de reinado tiene como objetivo principal contribuir a la lucha contra el sida. La joven dominicana, como "portavoz celebridad", trabajará con las organizaciones Consejo Global de salud, Cable positivo, Amfar y la fundación pediátrica Elizabeth Glaser contribuyendo a la difusión de la importancia de la prevención para evitar esta enfermedad.

El acto en el que Amelia debutó en Nueva York (la ciudad en la que ahora reside) con sus nuevas responsabilidades fue precisamente la presentación de "Sida en la comunidad dominicada", promovido por el Instituto de estudios dominicanos, y donde recibió una mención especial por su entrega en la lucha contra la citada enfermedad.

Amelia ha iniciado así su nueva vida unas semanas después de ser elegida la mujer más bella del Universo en la gala celebrada en Panamá. La joven ha heredado su belleza de su madre, que en 1980 fue elegida reina de la belleza de su país. Su padre es un doctor que trabaja entre Miami y Nueva York por lo que contará con un gran apoyo para su nueva vida en la ciudad de los rascacielos.

Más sobre: