Moda, coches, casas y joyas. Estas son las inversiones preferidas por los Beckham para su cuantiosa fortuna. Los diamantes son los mejores amigos del hombre asegura la prensa británica cuando habla de la afición de David Beckham por las joyas. El admirado deportista no tiene ningún reparo en lucir tantas o más alhajas que su esposa, Victoria, y los hay que no dudan en afirmar que él representa al nuevo modelo masculino de este siglo. Les detallamos algunas de sus joyas favoritas:

El anillo de compromiso. Como prueba de su amor David y Victoria Beckham se intercambiaron sendas sortijas el día de su petición de mano. El de David está montado en una banda de oro amarillo con diamantes de seis quilates incrustados.

El reloj de compromiso. Cuando anunciaron su boda, en 1998, Victoria y David, además de sendos anillos, intercambiaron idénticos relojes en oro amarillo con esfera blanca.

Reloj con los colores de su equipo. Se trata de un diseño exclusivo del prestigioso Frank Muller quien también ha diseñado joyas, entre otros, para Naomi Campbell y Sean Puff Daddy. En la esfera tiene los colores blanco, rojo y negro -los de su equipo el Manchester United- y posee incrustaciones de diamantes. El reloj está valorado en cinco millones de pesetas.

Pendientes en forma de cruz. Con diamantes incrustados, una de sus debilidades, y forma de cruz latina. Así son los pendientes con los que Victoria obsequió a su marido por su 26º cumpleaños, en mayo de 2001.

Colgante en forma de cruz latina. También con diamantes incrustados del diseñador londinense Theo Fennell y montada en platino. Se trata de un regalo de Navidad que le hizo Victoria.

Brazalete de diamantes. No es muy habitual que un hombre se atreva a llevar una ostentosa pulsera de diamantes pero antes de que se casaran Victoria le regaló un brazalete valorado en más de 16.000 euros. Pendientes de diamantes: Un solo brillante que Beckham luce tanto en cenas de gala como en su encuentro con el primer ministro británico, Tony Blair.

Pendientes de platino y diamantes incrustados. Una pequeña banda que cuelga ligeramente del lóbulo con, por supuesto, diamantes incrustados.

Anillo de diamantes: Se asemeja a los que tradicionalmente se entrega como regalo de compromiso a la amada aunque es de mayor tamaño. Es una banda de oro blanco con cuatro brillantes que lleva en su dedo meñique.

Más sobre

Regístrate para comentar