David Beckham: el hombre que se atrevió con pareos, diademas y diamantes

Los joyas, los pareos, el esmalte de uñas, las mechas en el pelo, y seguir todas las tendencias de moda parecían ser sólo cosas de mujeres....hasta que David Beckham, el futbolista británico más admirado, comenzó a adoptar sin ningún pudor todos estos hábitos. Su comportamiento, según ha revelado un reciente estudio universitario, ha cambiado la conducta de los hombres británicos en cuanto a amor, sexo, hijos y homosexualidad se refiere.

Indicador del cambio cultural
Los profesores Ellis Cashmore, de la Universidad de Staffordshire, y Andrew Parker, de la Universidad de Warwick han concluido en su informe David Beckham: celebridad, masculinidad y futbolista que Beckham "rompe con los estereotipos masculinos mostrando interés por el ballet, la moda así como confesión pública de su amor por su esposa. Es un claro indicador del cambio cultural. Está cambiando el comportamiento masculino globalmente y para mejor".

Beckham, según este informe, no sólo ha cambiado la idea del aspecto físico que tienen los británicos sino que además ha contribuido a modificar su comportamiento. El deportista aúna características típicamente masculinas como sus grandes cualidades como futbolista, su pasión por los coches y la velocidad y la protección que ejerce sobre su familia con otras consideradas más femeninas. Beckham, como se le ha visto en numerosas ocasiones, lleva pareo, conjunta su atuendo con el de su esposa, se ocupa personalmente de sus dos pequeños hijos, tiene un peluquero personal que cambia su look asiduamente, lleva las uñas pintadas, luce joyas y lleva diadema.

Más sobre: