David Beckham: 'Soy un cabeza de familia fuerte. No me llevo el trabajo a casa'

Las vacaciones de la familia Beckham en Estados Unidos no están siendo tan tranquilas como ellos deseaban. David Beckham llegó a Nueva York con su mujer, Victoria, y sus dos hijos, Brooklyn y Romeo, hace dos semanas dispuestos, no sólo a disfrutar de un tiempo de descanso sino también a promocionar la carrera de Victoria al otro lado del Atlántico.

La pareja más admirada del Reino Unido ha acudido a fiestas, entregó uno de los premios de cine de la MTV, ha posado para una exclusiva sesión fotográfica con el prestigioso Mario Testino y, como no, ha recorrido buena parte de las tiendas más selectas de Nueva York y Beverly Hills. Hasta aquí todo fue como se planeaba, pero el anuncio del Manchester United de haber llegado a un acuerdo con Joan Laporta para que, en el caso de que éste gane las elecciones presidenciales, traspasar al jugador al Fútbol Club Barcelona, parece haber desconcertado al jugador.

Días antes de que esta oferta se hiciera pública, Beckham fue entrevistado para el diario Los Ángeles times donde habló de su vida familiar y de su personal estilo.

"Soy un cabeza de familia fuerte, tengo dos preciosos niños y no me llevo el estrés de mi trabajo a casa", aseguró David al citado periódico. Su peculiar, y siempre sorprendente estilo de vida, también fue comentado por el atractivo deportista: "Por supuesto, que vivimos en una urna de cristal. Por el bien de nuestros hijos tenemos que vivir una vida tan normal como sea posible porque no queremos que les afecte pero hemos tenido que llegar a un acuerdo sobre eso".

Los cambios de peinado de David crean moda y en más de una ocasión se ha mencionado que tiene un estilista personal. Él ha desmentido tal afirmación y asegura que él mismo se ocupa de sus tan admirados peinados. "No tengo un estilista. Únicamente me peina un peluquero cuando tengo una sesión de fotos, un reportaje para una revista o algo de este tipo. Mis estilos de peinado no son algo que yo planeo. A veces simplemente me levanto por la mañana y pienso: "Me aburre mi pelo".

Más sobre

Regístrate para comentar