David y Victoria Beckham llegaron el pasado martes a Nueva York y tienen la agenda repleta de compromisos para los próximos días. La presencia del matrimonio más admirado del Reino Unido en la ciudad de los rascacielos no se debe a unas vacaciones con sus hijos (Brooklyn y Romeo también están con ellos) sino a lo que algunos tabloides británicos han calificado como una labor de promoción, quieren que su fama llegue también a Estados Unidos.

La familia Beckham, acompañados de sus guardaespaldas, está alojada en un hotel del bajo Manhattan que han convertido en su centro de operaciones durante estos días. Llegaron el martes y, después de dejar instalada a su mujer e hijos, David salió a pasear por las populares calles del Soho. Y allí visitó algunas de las tiendas de ropa de la zona, muy distintas a los exclusivos comercios en los que habitualmente realiza sus compras.

Durante su segundo día en Nueva York, David y Victoria posaron para el reputado fotógrafo Mario Testino en un reportaje que se publicará en la edición americana de la revista Vogue. Otro de sus compromisos más destacados es la entrega de uno de los premios MTV el próximo sábado en Los Ángeles. Asimismo, se especula con la posibilidad de que Victoria aproveche para relanzar su carrera musical y también probar suerte en la interpretación con la ayuda de productores americano.

David, por su parte, ha dejado ver en Nueva York su nueva imagen. Ya no luce las trencitas de estilo africano sino una simple coleta que le recoge el flequillo. El futbolista, considerado icono de moda, vestía con ropa deportiva de colores vistosos, similar a la utilizada por los cantantes de rap. David Beckham llevaba el brazo derecho a causa de una rotura en la muñeca que sufrió la pasada semana en Sudáfrica y cuya recuperación se prevé para ocho semanas.

Más sobre

Regístrate para comentar